buenanoticia(Por: Fray Héctor Herrera).- “Me gustaría con este mensaje llegar y animar a todos los que, tanto en el ámbito profesional como en el de las relaciones personales, «muelen» cada día mucha información para ofrecer un pan tierno y bueno a todos los que se alimentan de los frutos de su comunicación. ESCUCHAR AUDIO

Quisiera exhortar a todos a una comunicación constructiva que, rechazando los prejuicios contra los demás, fomente una cultura del encuentro que ayude a mirar la realidad con auténtica confianza” nos dice el Papa Francisco en esta 51 JMC: Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos. Esta es la misión que da Jesús a sus discípulos en Mt 28,16-20, ellos vuelven a Galilea. Al verlo se postran, lo adoraron, algunos dudan. Jesús se acerca a ellos, como hoy se acerca a nosotros para darnos una misión: comunicar una buena noticia. Es posible amar, ser justos y constructores de paz respetando la vida de todo ser humano.

Comunicar la buena noticia de Jesús no es desligarnos de la historia concreta del ser humano. No quedarnos en lo negativo, los escándalos, los hechos mediáticos, para distraernos de la realidad más profunda del ser humano. Educar, participar, solidaridad, es comunicar vida, confianza en Dios, esperanza, es posible construir un mundo fraterno con el esfuerzo, cooperación, comprensión y tolerancia de todos.

“En Cristo, Dios se ha hecho solidario con cualquier situación humana, revelándonos que no estamos solos, porque tenemos un Padre que nunca olvida a sus hijos. «No temas, que yo estoy contigo» (Is 43,5): es la palabra consoladora de un Dios que se implica desde siempre en la historia de su pueblo. Con esta promesa: «estoy contigo», Dios asume, en su Hijo amado, toda nuestra debilidad hasta morir como nosotros. En Él también las tinieblas y la muerte se hacen lugar de comunión con la Luz y la Vida” (51 JMC 2017 Papa Francisco)

“Me han concedido plena autoridad en cielo y tierra. Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos, bautícenlos consagrándolos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” (v.18-20). Los discípulos anuncian la resurrección de Jesús. Es la misión de toda la Iglesia. El bautizado renace a una vida nueva, se compromete y abre a la persona de Jesús. Esta comunidad da testimonio de la muerte y resurrección de Jesús. Lo sigue en un compromiso concreto: “Su mandato de caridad abraza todas las dimensiones de la existencia, todas las personas, todos los ambientes de la convivencia y todos los pueblos. Nada de lo humano le puede ser extraño” (D.A. No. 380).

La Iglesia de Jesús es comunidad de amor y de misión. Todo creyente está llamado a llevar y comunicar el evangelio de la alegría y de la vida. Construir un mundo más fraterno frente a una cultura violenta de los ídolos del poder, riqueza, muerte, esclavitud, que no respeta la dignidad del ser humano.

Las primeras comunidades cristianas ven en la ascensión al cielo, la realización plena en Cristo. Nos invitan a no quedarnos mirando al cielo (Hech 1,11), sino a ser testigos en esta era digital preguntarnos ¿Quién es mi prójimo en este nuevo mundo? La comunicación tiene que ser fraterna, abierta, responsable y respetuosa del otro. Comunicar el Evangelio con la verdad. “Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo nos dé un espíritu de sabiduría, ilumine los ojos de nuestro corazón para comprender la esperanza a la que hemos sido llamados” (Ef. 1,17-18). Que guiados por el Espíritu Santo, seamos capaces de discernir la presencia de Dios en los acontecimientos del día a día. (ASCENSION DEL SEÑOR. CICLO A. D. 28.05.2017.MT. 28,16-20)

   web-chimbote

baner al encuentro de la vida1

REFLEXIONES1

PORTADA MAR ADENTRO OCTUBRE 2017

padre

Últimas noticias de Chimbote